Emergencia rápida y características epidemiológicas de la variante B.1.526 del SARS-CoV-2.

5/5/2021

Corinne N. Thompson, PhD1; Scott Hughes, PhD1; Stephanie Ngai, MPH1; Jennifer Baumgartner, MSPH1; Jade C. Wang, MS1; Emily McGibbon, MPH1; Katelynn Devinney, MPH1; Elizabeth Luoma, MPH1; Daniel Bertolino, MPH1; Christina Hwang, MPH1; Kelsey Kepler, MPH1; Cybill Del Castillo2; Melissa Hopkins2; Henry Lee, PhD2,3; Andrea K. DeVito, MPH1; Jennifer L. Rakeman, PhD1; Anne D. Fine, MD1

CDC MMWR

Thompson y col. realizó un análisis de la variante SARS-CoV-2 B.1.526 que se identificó por primera vez en la ciudad de Nueva York en noviembre de 2020 y se consideró una variante de interés. Esto se debe a que la variante tiene una mutación (E484K) en el dominio de unión al receptor, lo que debilita la neutralización de anticuerpos in vitro. El Departamento de Salud e Higiene Mental de la Ciudad de Nueva York analizó datos epidemiológicos y de laboratorio para comprender los casos de infección por B.1.526 y el potencial de reinfección / infecciones irruptivas. Utilizaron muestras de residentes de la ciudad de Nueva York recolectadas entre el 1 de enero y el 5 de abril de 2021, y todas las muestras se sometieron a pruebas de amplificación de ácido nucleico y algunas también se sometieron a secuenciación del genoma completo (si su umbral de ciclo era inferior a 32). El análisis sugirió que la variante B.1.526 no conduce a una enfermedad más grave ni a un mayor riesgo de reinfección. Sin embargo, la variante B.1.526 puede ser más transmisible, y las personas con la variante tenían muchas más probabilidades de vivir en vecindarios de alta pobreza (Bronx) y de identificarse como negros / afroamericanos. También se compararon casos de otra variante, B.1.1.7, ya que se encontró que era el 19% de las muestras, mientras que la variante B.1.256 representaba el 38% de la muestra. Las personas con la variante B.1.1.7 tenían más probabilidades de ser hospitalizadas que las que no la tenían, pero no hubo otras diferencias significativas con la variante B.1.256 y los casos no variantes. Los autores concluyeron que la secuenciación del genoma completo y los datos de vigilancia basados ​​en la población son muy importantes para caracterizar las variantes del SARS-CoV-2.

Thompson CN, Hughes S, Ngai S, Baumgartner J, Wang JC, Mcgibbon E. Rapid Emergence and Epidemiologic Characteristics of the SARS-CoV-2 B.1.526 Variant — New York City, New York, January 1–April 5, 2021. 2021; 70: 1–6.

Artículos Relacionados

Colaboradores